PERO NUNCA DIGAS, NO DIGAS QUE NO TE LO ADVERTÍ.

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG, FIEL A LA IDIOSINCRASIA DE SU AUTOR, ES POLÍTICAMENTE INCORRECTO, VOLUBLE, REACCIONARIO, SELECTIVAMENTE DEMOCRÁTICO, CONTRADICTORIO, INTOLERANTE AMÉN DE ARROGANTE, CON DELIRIOS DE GRANDEZA Y POSEEDOR DE UN BUEN COMPLEJO DE MESÍAS. SI USTED, AMABLE LECTOR, RESULTA NO SER TAN AMABLE Y TIENE LOS MISMOS DEFECTOS EGÓLATRAS QUE EL AUTOR DE ESTE ESPACIO, LE RECOMIENDO MUY ATENTAMENTE CAMBIAR DE PÁGINA EN ESTE PRECISO INSTANTE, YA QUE SI BIEN LOS COMENTARIOS NO ESTÁN MODERADOS, YO ME RESERVO EN TODO MOMENTO EL DERECHO DE NO PRESTARLES LA MÁS MÍNIMA ATENCIÓN, MÁXIME SI NI SIQUIERA TIENE A BIEN FIRMAR DICHAS RÉPLICAS.

GRACIAS Y DISFRUTE EL BLOG.

5.11.08

The Sunshine Killer.- Capítulo 8

Capítulo 8.- Rey sin Corona.

Ningún acto revolucionario puede considerarse ejecutado satisfactoriamente sin haber logrado la ira, o por lo menos la molestia, de un dirigente con un elevado concepto de sí mismo. Partiendo de esta premisa, los actos de Lon Gonman habían sido sumamente exitosos, ya que Ivol Meior había fluctuado entre la ira y la intranquilidad desde que el Killer había dado señales de su existencia por primera vez.

Sin embargo, la ira de Meior no era únicamente por el terrible golpe a su ego. A diferencia de los Cherifes, de verdad estaba convencido de que tal asesino podría dejar a Bilou desprovisto de una dirección y un control que le eran indispensables para subsistir. Se visualizaba a sí mismo como un pastor que guiaba a su rebaño por el mejor camino posible.

Habiendo heredado la Alcaldía de su padre, Jonor Meior, desde los 24 años, Ivol se había apoyado en los 6 Cherifes de su fallecido progenitor, pero una vez que se percató de que la mayoría ya no eran fuertes, decidió aumentar el número de Cherifes hasta igualarlo con el número de Sectores de Bilou, de manera que no solo se protegía con mayor efectividad, sino que renovaba la plantilla de Seguridad sin tener que liquidar a los cansados guardianes.

Fue entonces cuando la cárcel quedó vacía. Todos los Cherifes fueron autorizados a asesinar sin tener que respetar las reglas de los duelos que habían sido la Ley más efectiva en todo el Valle durante mucho tiempo. Se abolieron los juicios y el honor pasó a segundo término, ya que los fusilamientos por parte de los soldados se hicieron la forma más expedita de impartir justicia.

Los Cherifes de los tiempos de Jonor Meior no aprobaban del todo los métodos de la nueva generación de Centinelas, pero sí gozaron del nuevo auge que tomó su reputación como temidos guardianes del orden público a costa de todo. Si antaño fueron respetados, en esta ocasión eran temidos. Meior tuvo sus formas muy peculiares de asegurarse que solo los mejores fueran nombrados Cherifes de la Nueva Guardia. Pocos saben la manera en que esto se llevó a cabo y todos ellos juraron nunca decir nada.

Cuando Ivol tomó el poder, su juventud constituía un factor determinante para no gozar de la credibilidad de la gente. Entonces, para demostrar que estaba perfectamente capacitado para gobernar, dijo que limpiaría la prisión en solo dos meses y que garantizaría la seguridad pública total. La única manera de lograrlo fue hacer una convocatoria pública buscando los hombres más fuertes de todo Bilou para elegir entre ellos a los nuevos Cherifes. El truco, fue que la mayor parte de los concursantes fuero los reos de la Prisión del Sector 15. Las personas honestas poco pudieron hacer para defenderse de los presidiarios y convictos y la ciudad terminó en manos de delincuentes que obtuvieron su libertad a cambio de su lealtad absoluta a Meior.

Ivol sabía que para liberar a su gente de los delincuentes, los había entregado a ellos. Y sin embargo siempre consideró esa estrategia el mejor golpe de un Meior desde la construcción del Domo por parte de Ferst Meior hace 150 años. Ahora, a la edad de 44 años se sentía perfectamente estable en el poder, a excepción de ese molesto asesino que estaba rondando.

De ninguna forma había que considerársele un hombre débil. Su necesidad por guardaespaldas disfrazados de alguaciles no se debía a que fuese incapaz de valerse por sí mismo. Al contrario, su maquiavélica mente estaba contenida dentro de un voluminoso cuerpo que según se rumora, como casi todo en Bilou, es capaz de someter a cualquiera de sus Cherifes. Ese rumor mucho habría de tener de verdad, pues la gente no se imaginaba que de hecho era capaz de contener a más de 10 criminales… los más fuertes y salvajes de todo el Valle.

Nada saldría de su control, una vez que se deshiciera de los Cherifes viejos y cansados, mandaría a sus hombres fuertes a destruir al Sunshine Killer y buscaría nuevos guardaespaldas que advirtieran a su amada gente sobre cualquier intento de rebelión. Era la Ley de Ivol Meior.

2 comentarios:

yorkperry dijo...

thumbs up!!!

esto se está poniendo buenisimo!

ya quiero ver la carnicería!

Dan††e dijo...

Y la habrá! Eso lo garantizo.