PERO NUNCA DIGAS, NO DIGAS QUE NO TE LO ADVERTÍ.

EL CONTENIDO DE ESTE BLOG, FIEL A LA IDIOSINCRASIA DE SU AUTOR, ES POLÍTICAMENTE INCORRECTO, VOLUBLE, REACCIONARIO, SELECTIVAMENTE DEMOCRÁTICO, CONTRADICTORIO, INTOLERANTE AMÉN DE ARROGANTE, CON DELIRIOS DE GRANDEZA Y POSEEDOR DE UN BUEN COMPLEJO DE MESÍAS. SI USTED, AMABLE LECTOR, RESULTA NO SER TAN AMABLE Y TIENE LOS MISMOS DEFECTOS EGÓLATRAS QUE EL AUTOR DE ESTE ESPACIO, LE RECOMIENDO MUY ATENTAMENTE CAMBIAR DE PÁGINA EN ESTE PRECISO INSTANTE, YA QUE SI BIEN LOS COMENTARIOS NO ESTÁN MODERADOS, YO ME RESERVO EN TODO MOMENTO EL DERECHO DE NO PRESTARLES LA MÁS MÍNIMA ATENCIÓN, MÁXIME SI NI SIQUIERA TIENE A BIEN FIRMAR DICHAS RÉPLICAS.

GRACIAS Y DISFRUTE EL BLOG.

17.2.09

MI ULTIMA PALABRA

Hoy atreviéronse a decirme que no tengo la más mínima idea de lo que es un “caballero” y que nunca tuve un ejemplo de cómo ser “hombre”.

Dado que lo dice alguien que no sabe ser ni humana, no debería darle el más mínimo eco a sus palabras, pero existen temas que no deben tocarse por respeto, prudencia y ante todo consideración… momento, consideración jamás ha tenido la aquí referida, así que realmente no sé de qué me extraño.

Es una mala estrategia para buscar mi condescendencia. De hecho, buscar condescendencia es una mala estrategia en sí. De hecho estoy seguro que no habías reparado que no es precisamente mi condescendencia lo que quieres de mi.

No lo niego, en otro tiempo eso me habría derrumbado, habría corrido a buscar tu aprobación como si fueras la máxima competencia calificadora de la hombría. Pero no, ya no. Mi otrora política más estricta de la vida cambió para dejar de preocuparme por ser un hombre de verdad, ahora solo dedico mis días a ser yo, con todo lo que eso encierra.

Pero ya, no tengo que responder nada ni explicar nada. No me importa lo que pienses o lo que opines, me queda claro que no me conoces, no me conociste, no te interesó en lo más mínimo, tomaste tu decisión sobre mi y la seguiste queriendo creer que era cierta.

No me duele lo que dices en sí, yo sé hasta dónde llegan mis esfuerzos y si me siento satisfecho o no con sus resultados. Lo que me ofende es que seas capaz de recurrir a semejante tema solo por conseguir unas palabras de mi persona. Así que, si tú puedes reírte irónica y potentemente por lo que ibas a hacer, yo sencillamente agradezco que no hubiera sucedido.

Así que, me retiro con un ADIÓS, ya que no te gustó el “sé feliz” y pregunto de forma retórica: ¿Es más grave tener instinto de autoconservación sin tener un padre, que gozar de fallas humanas gozando de malos ejemplos?

3 comentarios:

Natalia Astuácas dijo...

Oh oh... espero estés mejor del encuentro que tuviste. un saludo, cuidate mucho. Abrazo.

Estef Valentine * AKA Sunshine * AKA The Perdition dijo...

"Sufrir una ofensa no es nada, a no ser que nos empeñemos en recordarla" (Confucio)

Típico hombre de mal morir dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, hay mujeres que se sienten jueces de los hombres cuando ellas son las primeras en caer en las primeras faltas que odian como la crítica. Qué se sentirán esas mujeres? Sé sientes con tal poder de dar su veredicto que al final saben que uno va a regresar como perrito faldero. Sé Dantte y por experiencia propia que esto te ha de estar resultando dificil, al menos ya lo descargaste por aquí y me gusta tu mentalidad, es lo mejor que pùedes hacer, tener caracter y personalidad propia antes estos momentos, solo a las personas que realmente valen la pena se le puede dar una explicación, y si tu consideras que a esta persona ya no mas pues tu la conoces mejor que nadie. Echale ganas y estoy leyendote. saludos!